UN 5 DE SEPTIEMBRE NACE FREDDIE MERCURY

           El 5 de septiembre de 1946 en Zanzíbar, Tanzania nacía Freddie Mercury. Debido a la carrera diplomática que tenía su padre en 1954 su familia viajó a la India y él comenzó a cursar sus estudios en la St Peter’s English Boarding School, en Panchgani, a 80 kilómetros de Bombay. En 1958, junto a cinco compañeros del St Peter’s, creó su primera banda de rock, llamada The Hectics.

Años más tarde ingresó en el Ealing College of Art, donde compartió aulas con otros artistas en formación como Pete Townshend, de The Who, Ron Wood, de The Faces. Allí adoptó como nombre artístico el apellido Mercury y comenzó a vestir de forma extravagante. En 1971 se unió al grupo Smile, donde tocaban el guitarrista Brian May, el baterista Roger Taylor y el bajista John Deacon; con su inclusión el grupo pasaría a llamarse Queen.

En 1973 la banda editó “Queen I” dando inicio a una carrera que incluiría 20 álbumes publicados y 300 millones de discos vendidos en todo el mundo, dejando un amplio legado de éxitos como Another one bites the dust, I want to break free, We will rock you, Radio Ga Ga o Bohemian rhapsody, entre otras.

Un día antes de su muerte, el 24 de noviembre de 1991, anunció públicamente que padecía SIDA. Falleció en su casa de Londres por una bronconeumonía que no soportó a causa de su enfermedad inmunológica.

En 2006, la revista Time Asia lo nombró como uno de los héroes asiáticos más influyentes de los últimos sesenta años. En 2008, la revista estadounidense Rolling Stone lo situó en el puesto 18 en su lista de los 100 mejores cantantes de todos los tiempos, ​por otro lado, Classic Rock, lo consideró el mejor cantante de rock de la historia.

Recientemente un grupo de científicos de múltiples nacionalidades confirmó que Freddie Mercury tenía una voz única y superior y que era capaz de emplear sub-armónicas, una técnica que pocas personas pueden emplear incluso al hablar. Los estudios sugieren también que, Mercury redujo el rango de su voz cuando cantó Ópera, por temor a que sus admiradores no reconocieran su voz.

 

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+