Artista,Efemérides

SWEET CHILD O’ MINE: EL IMPROVISADO ÉXITO DE GUNS N´ROSES.

El 29 de mayo de 1989,  Guns N’ Roses lanza en Reino Unido el single “Sweet Child o’ Mine“. Publicada en su primer álbum, Appetite for Destruction, es el tercer single del álbum y la novena canción de éste, y para sorpresa de la banda, “Sweet Child o’ Mine” fue el primer sencillo de Guns N’ Roses en alcanzar el número uno del Billboard Hot 100, en el cual permaneció durante dos semanas en el verano de 1988.

La letra fue escrita por Axl, a su entonces novia y después esposa Erin Everly. Slash, guitarrista de la banda, ha argumentado sentir un desprecio por la canción debido al hecho de que simplemente era un ejercicio técnico y un chiste. En un especial de VH1 afirmó que tocó el riff en una sesión de ensayo a modo de broma. El baterista Steven Adler y Slash estaban en un descanso y Slash comenzó a tocar una melodía estilo “circo”, mientras hacía burlas a Steven Adler. Éste le pidió que tocara nuevamente el riff, e Izzy Stradlin –también guitarrista de la banda- llegó para unirse con los acordes. Axl se unió y comenzó a cantar el poema que había escrito, y así es como nació su primer gran éxito. En una entrevista para la revista Hit Parade en 1988, el bajista Duff McKagan declaró:

“La cosa de Sweet Child es que fue escrita en cinco minutos. Era una de aquellas canciones más, sólo tres acordes. ¿Conoces esa intro que hace Slash al principio?. Era un una broma, y pensábamos “¿qué es esta canción. No será nada, será una canción de relleno para el álbum”. Y excepto por la parte vocal, es bastante dulce y sincera. Slash estaba jodiéndonos cuando escribió ese riff por primera vez.

Sin embargo, “Sweet Child o’ Mine” fue ganadora de mejor video de heavy metal en MTV Awards- 1989 y ganadora de mejor video de nuevo artista en Billboard Awards – 1990. Entre otros logros, la canción se ubica en el puesto número 37 de la lista de los 100 mejores solos de guitarra por Guitar World, y en el número 198 en la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos según Rolling Stone. En una reciente encuesta de la BBC, la canción fue elegida por tener el «mejor riff de guitarra de la historia», y quedó primera en los 30 mejores himnos de guitarra de Slash en la revista inglesa Kerrang!.