Noticias

ALERTA POR DEFICIENCIA DE VITAMINA D EN LOS CHILENOS.

Según un estudio publicado por el Centro De Políticas Públicas De La Universidad Católica, en nuestro país, el 52% de las mujeres en edad presentan  algún grado de deficiencia de vitamina D, que se obtiene principalmente de la exposición al sol. Se sugiere como solución agregarla al pan y a la leche.

La luz solar produce vitamina D en la piel. Las personas que viven en zonas en donde las horas de luz solar son breves o tienen una dieta con bajo contenido de vitamina D pueden padecer diversas patologías.

Aunque el déficit de vitamina D no es una enfermedad, se asocia con la predisposición a sufrir fracturas óseas, osteoporosis, y osteomalacia que es un reblandecimiento de los huesos; además de  raquitismo en los niños.

El trabajo se titula “Deficiencia de vitamina D: propuesta de modelo chileno para una política nacional de fortificación alimentaria” -realizado por especialistas de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica- da cuenta de la realidad de la vitamina D en el país,  y que también afecta “más de mil millones de personas en el mundo”.

“Estos resultados muestran que en Chile un 52% de las mujeres en edad fértil y un 59% de los adultos mayores presenta algún grado de deficiencia de vitamina D. Y otros estudios han encontrado un 61% de deficiencia en preescolares de Coyhaique y 97% en escolares de Punta Arenas”, dice el estudio. La propuesta de los expertos es Los expertos recomiendan usar la leche y el pan “como vehículos para la fortificación con vitamina D”.

La nutricionista y académica de la UC, Carla Leiva,  que fue una de las autoras del estudio, señala que no habría efectos secundarios al agregarle vitamina D al pan y a la leche, ya que no genera cambios en el sabor de los alimentos; además de ser viable desde el punto de vista económico por el bajo costo de esta vitamina.

Desde la Federación Gremial Nacional de Productores de Leche, Fedeleche, su presidente, Eduardo Schwerter, señaló que “como industria tenemos el desafío de seguir desarrollando y lanzando nuevos  productos enriquecidas con vitamina D, para llegar a la población de riesgo,  pero también para fortalecer la salud de todas las familias del país, más aún ahora cuando se tiene que permanecer mucho tiempo en lugares cerrados, producto del confinamiento por la pandemia”.