CANDIDATO A DIPUTADO ROSEMBERG HERNÁNDEZ (PR) Y RELLENO SANITARIO: “HAY QUE CAMBIARLO POR OTRO PROYECTO”

Asegurando que desde el Partido Radical puede apuntalar los cambios legislativos que la ciudadanía requiere hoy en materia social, de vivienda y medioambiente, entre otros, el candidato a diputado por el distrito 25 por dicha tienda política, Rosemberg Hernández, estuvo en Punto de Encuentro, donde aseguró que visto desde la perspectiva histórica “el Partido Radical, en general, ha sido un partido moderado. Somos un partido dialogante y, por lo tanto, no somos un partido de extremos”. El también profesor de Historia y Geografía de 46 años y egresado de la Universidad de Los Lagos en Osorno agregó que actualmente el Radical “es un partido articulador de cambios, pero no de los cambios extremos. Nosotros entendemos perfectamente el bien común, la igualdad y la fraternidad como principios de vida” y agregó que cuentan con un creciente apoyo popular que se ha traducido en el aumento de alcaldes y concejales electos en la Región. “Sólo en la Provincia de Osorno tenemos alrededor de un siete por ciento, que equivale como a nueve mil votos” asegura.

“Esta candidatura nace de la ciudadanía, nace desde la gente, nace porque yo tengo una fuerte convicción de que sí se pueden cambiar las cosas, que se puede cambiar la forma en que se hace la política. Porque es muy importante el fondo, la forma y el sentido de entenderla” dice Hernández, quien agrega que “la mejor forma de construir la política desde el territorio, desde la gente, hay que tener sintonía como en la radio. Y esa sintonía se adquiere en forma directa. El parlamentario tiene la obligación de ir. Yo quiero ser un diputado en terreno. Y eso, creo que es muy importante para poder reconquistar a la gente. Porque no es la política la mala. Son los políticos los malos”.

Rosemberg Hernández se considera un militante radical disciplinado y, como tal, adhiere a la candidatura presidencial de la abanderada del bloque Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste, pero dice estar abierto a apoyar a Boric si fuese necesario en una segunda vuelta. “Me siento un poquito incómodo con que nuestra candidata esté marcando tercera (en las encuestas). Estamos efectivamente dentro de un pacto y no desconozco hacia el futuro lo que vaya a pasar en segunda vuelta. Nosotros somos de un ala progresista y ahí tomaremos las decisiones correctamente, sabiendo que nuestra abanderada es Yasna (Provoste). Soy disciplinado, pero no miro con malos ojos lo que Boric está haciendo, porque Boric responde a una generación que me identifica y que puede crear transformaciones más allá. Yasna es una figura presidencial interesante desde el punto de vista de la vieja guardia. Es una candidata de regiones, pero acompañada por los mismos de décadas atrás. Entonces ahí creo que ella tiene que abrir su espacio” plantea.

El aspirante radical al cupo en la Cámara Baja por el distrito 25, que comienza en San Pablo, por el norte y termina en Los Muermos, por el sur; dice visualiza dos grandes problemáticas que hoy concentran su atención en Osorno: acceso a la vivienda y medioambiente. “Yo he visto en este último tiempo, a partir de la localización geográfica de la ciudad, que lo que no se puede seguir haciendo son barrios que tengan la característica de barrios segregados” dice. Agrega que “he estado en los sectores más vulnerables y uno ve allí una segunda cara de Osorno y del país. Ayer estuvimos en Villa del Rahue, donde se produce todo el problema de segregación del sector. Adultos mayores que no tenían para servirse un plato de comida en una olla común. Cuando uno ve eso es muy triste, muy doloroso en términos de dónde están las prioridades del Gobierno y dónde debieran estar. Cuando eso se traduce en barrios segregados, más encima, los estigmatizas. No son capaces de entregarles el balón de gas porque el gas se estaciona afuera, donde no entra el Uber, no llega el colectivo, porque ya existe una estigmatización social. Ahí tiene que haber una intervención real”.

Rosemberg Hernández destaca que el problema de vivienda no se limita sólo a los sectores vulnerables de la sociedad, sino que es un tema que golpea particularmente a la clase media. “Eso me parece tremendamente asfixiante para el profesional joven, para la pareja y el matrimonio joven que tiene uno o dos niños. Actualmente tienes una tasa de interés en vivienda de un 2,75 por ciento solamente en el crédito hipotecario. Antes con un cinco o diez por ciento te podían entregar la casa propia. Hoy te están exigiendo un 50 por ciento. Y si a eso le aplicas la tasa de interés ese matrimonio joven va a terminar pagando su casa propia en 35 años más. Eso son los problemas reales del Chile actual. El problema de vivienda afecta a la gente más vulnerable, pero especialmente y muy fuerte a la clase media”.

En materia medioambiental, el candidato radical plantea que “el problema de la leña y el vertedero de Curaco” son los dos temas gravitantes. “Ese vertedero ya está colapsado. Debió haber cerrado el año 2019 y hay una fecha de término. Para el 2022 debiera estar cerrado, porque ya no aguanta más. Yo creo que hay que cambiar por energías limpias. Se pueden hacer experiencias con menos de 9 mil millones de pesos”. Agrega que “hay experiencias novedosas en Osorno, chiquititas. En Rahue hay una planta recicladora de fierros domiciliarios. Yo estuve con ellos. Así que uno dice ‘en Osorno sí se puede’. Falta actitud, falta que los bancos sean capaces de abrirse a tener la cultura del reciclaje. Ellos juntan en el mismo sector todo el fierro, la clasifican y llegan solamente a la segunda cadena de producción. La compactan y la envían a Concepción para que se produzca nuevamente una materia prima. Entonces, se puede”.

Un aspecto en el que plantea un giro radical es con respecto al estancado proyecto de construcción del relleno sanitario el que asegura, debe abandonarse. “Cuando vemos un vertedero donde se gastó esa enormidad de plata. Yo creo que hay que cambiar el proyecto. Porque si tú ves los humedales que están abajo no te va a cumplir. Y estamos acostumbrados a hablar de rellenos sanitarios. Ahora hay que hablar de energías limpias, de una producción distinta. El relleno sanitario es parte del pasado en Europa, treinta o cincuenta años atrás. La solución no va en seguir metiendo plata a un saco roto. Hay que cambiarlo por otro proyecto que sea más amigable con el medio ambiente y que produzca energía. Yo partiría de cero” adelantó.