LA RUTA DE LOS EMPRENDEDORES: PAULINA ALARCÓN Y EL TÉ QUE CAUSA “SENSACIONES DEL SUR”

Sensaciones del Sur es una marca que lleva cuatro años en Osorno y que se dedica a crear y elaborar diversas mezclas de té con hierbas que le confieren los más variados atributos. Paulina Alarcón y su marido Roberto son los creadores de este emprendimiento que partió como la mayoría de los negocios familiares: como una aventura y probando qué resultaba. Y resultó.

“La idea fue tener un negocio que apoye la economía familiar, que en este caso era mi marido y yo. Postulamos a un Capital Semilla en 2018 y ahí nos formalizamos. Empezamos a crecer, posteriormente nos ganamos un “Crece” y empezamos a recorrer desde Santiago hasta Punta Arenas en diferentes exposiciones. Así empezamos a darnos cuenta de que esto sí podía ser una forma de vivir y ahora ya podemos decir que tenemos nuestra tienda física” comenta Paulina.

Luego de cuatro años vendiendo y dándose a conocer por redes sociales y ferias, acaban de abrir su tienda en Osorno, en calle Prat entre Lynch y Mackenna. “La abrimos hace un mes atrás y está en una marcha blanca. Todavía no la inauguramos ni nada, porque estamos esperando que nos diseñen un mural para que se vea, porque está en interior. Todos los días llegan clientes y mucha gente que no nos conoce, pero son clientes de redes sociales. Durante la pandemia nuestra venta fue netamente a través de redes sociales y página web.

A pesar de ser abogada y estar ejerciendo, Paulina dedica gran parte de sus esfuerzos a Sensaciones del Sur. ¿Qué ha sido lo más difícil de emprender? “Lo más difícil ha sido que te crean. Que esto no es un juego, sino que yo sí le considero un futuro. Cuando partió, yo nunca lo pensé como algo pequeño. Yo siempre imaginé una tienda, desde el día uno. Pero, de repente, la gente a tu alrededor tiende a no confiar en estas pequeñas ideas. Te dicen ‘no, pero tú como abogada, para qué vas a hacer eso’. Es el círculo que te cuestiona. Sienten que uno, al tener profesión, te cuestionan el querer emprender no con tu profesión, sino haciendo otras cosas” comenta.

Y como es de suponer, cuando a un producto le va bien en el mercado, al poco andar comienzan a aparecer los copiones. “Tengo mucha competencia. Todos los días aparece nueva gente que está revendiendo té, que es lo más típico, o que está haciendo sus propias mezclas. La diferencia con lo que nosotros hacemos es que nosotros abarcamos las tres áreas: té, café y yerba mate. Yo siempre quiero estar haciendo nuevas mezclas. Tenemos un catálogo súper amplio de productos, entonces no siempre la competencia puede abarcar todo, pero hoy, con pandemia, sí hay mucha gente que vende té” dice.

Y es que la idea de tomar infusiones de hierbas o de mezclarlas con té es tan antigua como el té con limón. Pero Paulina ha ido ganando experiencia en ir buscando la mezcla perfecta para objetivos específicos. “Siempre he sido muy fanática del té y empecé a hacer mezclas de té por mi abuelita, que hace mezclas con todas las hierbas que tiene. Voy estudiando los productos y le pregunto mucho a ella para qué sirven tal o cual hierba. Nacen las mezclas pensando en lo que busca la gente. Tenemos tres líneas identificadas: actívate, desintoxícate y relájate. En esas tres líneas vamos enmarcando estos productos y vamos generando nuevas mezclas. Por ejemplo, el té verde con jazmín tiende a ser un poco más relajante, entones le vamos buscando un sabor atractivo a eso y que potencien el efecto del té base” detalla.

Hoy con la ‘moda’ detox y de productos orgánicos o naturales el consumo de té y de yerba mate ha ido ganando bastante terreno entre los chilenos. Pero son pocos los que saben cuáles son las características de cada variedad de té. “El té es uno sólo, que viene de la planta camellia sinensis, y ese té va variando dependiendo de la época de fermentación, de corte, etcétera. Pero siempre es el mismo té. Sólo es el proceso posterior a la cosecha el que va modificándose. Cada té tiene su particularidad. Por ejemplo, el té negro es mucho más activante. El té rojo es acelerador del metabolismo y diurético. El té azul está entre el rojo y el verde. Tiene propiedades antioxidantes y desintoxicantes. El té verde acelera el metabolismo, es súper activante, muy diurético” explica Paulina.