La Ruta de los Emprendedores: el éxito de Chocofruit de la mano de Carla Silva

Llegaron hace ocho años a Chile y se radicaron en Castro, Chiloé. Pero a pocoiandar la vida y el trabajo de su marido (reconocido basquetbolista chileno-venezolano) los trajo hasta Osorno. Hoy Carla Silva (34) está agradecida del cambio que le propuso la vida y d ehaber llegado a este pequeño rincón del sur de Chile desde su natal Puerto La Cruz, Venezuela.

Estando embarazada y sin mucho que hacer, esta arquitecta comenzó a plantearse formas de emprender desde su hogar. Así nació Chocofruit: ramos flores, pero de frutillas bañadas en chocolate.

«Era un proyecto que venía de Venezuela. Sin embargo acá he tenido mucho apoyo por parte de Sercotec y del Centro de Desarrollo de Negocios. Fue donde me impulsaron a formalizarme, porque uno siempre siente ese miedo a la formalización como emprendedor, pero de todas formas vale la pena. A pesar de que empecé yo sola con mi esposo, a quien involucré yo en este de las frutillas con cobertura de chocolate, ahora tenemos 10 colaboradores en la tienda. Eso es algo que me llena de orgullo, el poder ser parte del aparato productivo de este país, que nos ha abierto las puertas desde que llegamos acá hace ocho años» cuenta Carla.

Esta venezolana siente mucha gratitud por el cariño que ha recibido en Osorno y que le ha permitido hacer crecer su negocio, que de las flores de frutilla y chocolate, ya ha evolucionado a más productos, dos locales y una cafetería. «Dar trabajo es algo súper gratificante. El poder transmitir conocimientos, porque de profesión soy arquitecta he ido colocando esos conocimientos de la universidad allí en cada uno de los arreglos que he empezado a elaborar. De hecho hemos tenido todo un proceso y me llena de orgullo aún más ver que han ido replicando esto. Porque nosotros fuimos quienes empezamos esto acá», comenta.

Y a pesar del éxito y reconocimiento que ha tenido Chocofruit, Carla reconoce «que ser emprendedor no es fácil, pero te deja mucha satisfacción el poder lograr lo que quieres y ver el lado positivo de eso que se nos presenta. Por eso a los emprendedores les digo que si les apasiona, se lancen, como dicen acá. El que cree que de la noche a la mañana le va a ir súper bien, no. Pero cuando ves los frutos de hacerlo bien, te sientes orgulloso. Los invito a emprender, a creer en ustedes mismos, a demostrar que sí se puede. Porque, a veces, cuando lo vemos desde el otro lado decimos que es muy fácil. Pero no. No es tan fácil como parece. Pero siempre lo digo: vale la pena hacerlo».

REVISA LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ:

No Llegamos Tarde

Streaming Radio Sinergia