En la Ruta de los Emprendedores: el éxito de Paulina Castilla con «Shawarma Express»

Es una emprendedora nata, al punto de que logró como estudiante, introducir un producto hasta entonces desconocido en Osorno: el Shawarma. Paulina Castilla cuenta que “el shawarma es árabe. Está hecho con un pan árabe que es muy similar al pan pita y está relleno con distintos tipos de carne: mechada de vacuno, mechada de cerdo, pollo, muchos vegetales y, lo que nos caracteriza y diferencia, es que lo chilenizamos y le podemos incluir ingredientes chilenos o de otras partes: tocino, queso, salsa de ajo, de cilantro, de merkén. Se come muy similar a un taco, pero la masa es distinta”.

Y fue mientras estudiaba y para satisfacer su gusto personal que surgió la idea. “Se me ocurrió porque me fui a estudiar a Viña cuando recién salí del Colegio y con una amiga nos encantaba ir a comer shawarmas allá. Nos encantaba esa salsa de ajo, los sabores ricos de la carne. Después me volví a Osorno y me dí cuenta de que acá no tenía dónde comprarlos. Así que dije ‘qué raro que aquí no vendan, si son tan ricos’. Y empecé a hacerlos para mis amigos los fines de semana. Después me metí a estudiar y lo retomé ya de forma más formal y me empezó a ir bien, a la gente le empezó a gustar” relata Paulina.

Y lo que partió como un pequeño negocio casero fue tomando vuelo y convirtiéndose en una alternativa real de trabajo para Paulina, quien aprovechó sus estudios para potenciar su negocio. “Me volví a Osorno a estudiar Ingeniería en Administración de Empresas. Así que, a la vez que estudiaba, ya como desde el segundo año comencé con el emprendimiento. Eso me sirvió mucho, porque teníamos que hacer muchos trabajos y yo siempre lo hacía con el negocio. Los profesores me iban ayudando y siempre teníamos asesorías con un compañero y me ayudó mucho” comenta.

Entre las claves para el éxito de Paulina, es evidente que su formación en Administración de Empresas ha sido gravitante. Y entre esos conocimientos que le dio su formación, está la visión de la publicidad activa como una necesidad y no como un gasto, un error que muchos emprendedores cometen pensando que por estar comenzando pueden prescindir de invertir presupuesto para darse a conocer. Gran error. “Le pongo harto empeño a las redes sociales. Subo siempre videos, me compré una cámara para sacar fotos bonitas, me preocupo harto del packaging, le pongo lucas igual al Instagram y en lo que puedo, siempre, pago publicidad. Y se nota. Lo veo reflejado, por ejemplo, en Instagram. Cuando había un día lento le ponía lucas y al día siguiente ya se veía reflejado en las ventas. O cuando subía un video interesante o donde se vea el producto las ventas igual subían” destaca esta emprendedora.

Por eso, al momento de dar un consejo que quienes están comenzando o por comenzar este camino tortuoso del emprendimiento, Paulina dice que “los invito a asesorarse con alguien que sepa. De hecho, yo siempre les digo (a otros emprendedores) ‘acérquense a Sercotec, busquen un asesor, pregunten’. Antes de cualquier cosa que se informen bien de las leyes, las resoluciones sanitarias. Pero también que conozcan súper bien su negocio. Hay muchas herramientas en internet para que uno conozca súper bien su negocio: el Foda, el Canvas, donde puedes ver tu debilidad, tu fortaleza. Hagan un estudio antes también, para ver si va a funcionar o no. Partir con los amigos, con conocidos, ir preguntando y tanteando terreno. Pero, si está la posibilidad, lanzarse. Y postular a todo proyecto que se te cruce” concluye.

REVISA LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ:

No Llegamos Tarde

Streaming Radio Sinergia