La Ruta de los Emprendedores: «Mawün», relojes de madera premium hechos en Osorno

Se trata de uno de los emprendimientos más novedosos en Osorno en mucho tiempo, peor aún no han masificado su producción. La fabricación de relojes tradicionalmente ha estado ligada a la idea de calidad y perfección, por eso, que se fabriquen en Osorno ofrece un tremendo valor agregado a la atmósfera emprendedora de la ciudad. Son los relojes de madera Mawün. Sí, de madera. Un concepto al que Cristián Almuna y su señora estuvieron dándole vueltas todo el año 2020.

“Siempre tuvimos la inquietud de tener un emprendimiento, algo distinto a lo que estábamos acostumbrados. En esa conversación le dije ‘¿y si hacemos gafas de madera?’ pero ya estaban haciendo algo así en Argentina. Buscábamos algo con la madera, que represente nuestro sur. De ahí llegó también el nombre. Mawün significa lluvia en mapudungun” cuenta Cristián sobre cómo llegaron al concepto. Con esa idea de rescatar lo más característico del sur hoy recicla retazos de coigüe, mañío, lenga y otras maderas nativas nobles para hacer el cuerpo del reloj, mientras que el motor hoy lo importa desde Japón y pronto traerá motores suizos.

“Encontramos a un egresado de diseño industrial que andaba buscando un lugar para hacer la práctica. Así que le dije: ‘perfecto, te doy tu práctica, pero te encargas de hacer esto’ Y él se encargó de hacer los primeros diseños y con eso logramos más o menos en cuatro meses poder generar el primer reloj y haber pasado por todas las pruebas. Lo tiramos al suelo, lo metí dentro del agua, le pasé arriba con una bicicleta, etc.” relata.

Cristián Almuna, quien es contador auditor de profesión, comenta  que por decisión personal y luego de meditarlo optó por no dejar su trabajo en una reconocida empresa de la ciudad. Eso le dio la oportunidad de mantener sus ingresos mientras hacía crecer su negocio. Los resultados fueron buenos desde el inicio, pero ahora ya están en la etapa de comenzar a crecer con foco estratégico. “El negocio partió muy bien, después vino un estancamiento, porque hay que invertir mucho en marketing y redes sociales. Especialmente porque estos negocios se mueven mucho por redes sociales. Estoy haciendo contactos para enviar relojes a tiendas de Santiago, a Puerto Varas, a Pucón, zonas donde le puedo sacar más que un plus económico, un nicho de personas que están dispuestos a tener este reloj” plantea.

Por eso, de sus estudios en Administración rescata que “existen muy pocos negocios de “océanos azules” (como se llama en Administración a aquellos donde no hay competidores). Lo importante es hacerlo diferente pero con ese plus que llame la atención. Como consejo: muchos emprendimientos se desarrollan muy rápido y la gente decide muchas veces renunciar a sus trabajos. Pero pasa mucho que al poco tiempo ya no tienen espalda económica para sostener el negocio. Yo creo que ahí se comete un error. Es importante tener una espalda económica. No existen las recetas. Uno puede hacer muchos estudios de mercado, pueden venderte el cuento de que vas a crecer mucho, pero cada negocio es distinto. Lo principal de un emprendedor es la constancia. Creer que se puede. Pero si tienen un trabajo estable no lo dejen. Aunque cueste, porque cuesta el doble en tiempo y cansancio. Pero lo principal es creer que se puede”.

REVISA LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ:

No Llegamos Tarde

Streaming Radio Sinergia